17. Sé Competente(38)

Escrito por resultadoseneducacion 04-08-2011 en General. Comentarios (0)
En una era de aparatos intrincados y máquinas y vehículos de alta velocidad, nuestra supervivencia y la de nuestra familia y amigos depende en gran medida de la competencia general de los demás.

En el mercado, en las ciencias, en las humanidades y en el gobierno, la incompetencia(39) puede amenazar la vida y el futuro de unas cuantas personas o de muchas.

Estoy seguro que puedes recordar muchos ejemplos de esto.

El hombre siempre ha tenido un impulso por controlar su destino. La superstición, la propiciación a los dioses adecuados, las danzas rituales antes de una cacería, pueden considerarse como esfuerzos por controlar el destino, sin importar lo débiles o vanos que sean.

No fue sino hasta que el hombre aprendió a pensar, a valorar los conocimientos y a aplicarlos con habilidad competente, que empezó a dominar su medio ambiente. Quizá el verdadero “regalo del cielo” ha sido el potencial de ser competente.

En ocupaciones y actividades comunes, el hombre respeta la destreza y la habilidad; en un héroe o en un atleta, casi son objeto de adoración.

La prueba de la verdadera competencia es el resultado final.

El hombre sobrevive en la medida en que es competente; perece en la medida en que es incompetente.

Estimula el logro de la competencia en cualquier ocupación que valga la pena; felicítala y prémiala siempre que la encuentres.

Exige estándares altos de rendimiento; la prueba de una sociedad es si tú, tu familia y tus amigos pueden vivir en ella con seguridad.

Los ingredientes para ser competente incluyen la observación, el estudio y práctica.

38. Competente: Capaz de hacer bien aquello a lo que uno se dedica; diestro; hábil para hacerlo; que está a la altura de las exigencias de las actividades.

39. Incompetencia: Carecer de conocimientos, destrezas o habilidades adecuados; inexperiencia; incapacidad; que se pueden cometer errores o equivocaciones importantes; torpeza.